Radio: experiencias de Web-radio

Desde la década de 1960 hasta hoy, se han registrado numerosas emisiones de radiodifusoras, piratas o no, con contenidos artísticos. Hoy día, la proliferación de emisoras independientes se da principalmente a través de un medio como internet. La técnica del streaming ha reemplazado a las transmisiones analógicas. Mientras que muchas de las radios en internet funcionan con el formato tradicional del medio, otras experimentan con el nuevo formato de webradio. El proyecto Radio Astronomy, por ejemplo, transmitía en 2005 sonidos capturados del espacio exterior, en tiempo real.

Radio: Der Flug der Lindberghs

Hacia fines de los años 20, Bertolt Brecht propone en su texto La radio como Aparato de Comunicación, subvertir la recepción pasiva del radioescucha y volverla activa, cambiando al aparato de radio de ser un mero distribuidor de mensajes a ser una máquina de comunicación. Su obra para radio Der Flug der Lindberghs (1929), tal como indica el mismo Brecht, consiste en dos partes: la primera (canción de los elementos, coros, sonidos de agua y motores) tiene por objeto presentar el texto; la segunda, que es la parte de los “volantes” se constituye como un ejercicio pedagógico en el que los participantes escuchan un fragmento y luego hablan y repiten palabras. De esta forma, se establece una suerte de interacción entre los escuchas y el aparato de radio. El texto está pensado para ser seguido, recitado y cantado en forma mecánica.

Radio: la imaginación sin hilos

La telegrafía sin hilos de Guglielmo Marconi (quien llegó a obtener por su experimento el Premio Nobel de Física), data de finales del siglo XIX, momento en que, además, aparecen nuevos medios como el fonógrafo, el teléfono y el cinematógrafo. El concepto de una comunicación a distancia “sin hilos” se relaciona directamente con la noción futurista de “imaginación sin hilos”, citada en el manifiesto futurista de Marinetti, de 1913, Distruzione della sintassi – Immaginazione senza fili – Parole in libertà . Para los poetas futuristas, las nuevas tecnologías imponían una nueva forma de experimentar la realidad y metaforizaban el poder de la palabra en tanto conjuro mágico y en tanto energía invisible. Marinetti se refiere al poeta futurista en estos términos: “ Él lanzará inmensos hilos de analogía sobre el mundo, dando así un fondo analógico esencial de la vida telegráficamente, es decir, con la rapidez económica que el telégrafo impone (…) La imaginación del poeta debe relacionarse con las cosas lejanas sin hilos conductores, a través de palabras esenciales y en absoluta libertad.”