Teléfono arte: ¿hay alguien allí?

El artista argentino Diego Bruno, por su parte, realizó en Berlín, en 2003 su obra To call. La misma consistía en la simple acción de llamar por teléfono. Llamando a una serie de números telefónicos elegidos al azar de la guía telefónica, Bruno sencillamente quedaba en silencio. La repetición de esta obra lo llevó a desarrollar una suerte de búsqueda a fin de encontrar a alguien que también permaneciera callado.  El silencio ocurrió finalmente y Bruno se comunicó silenciosamente con su “interlocutor” por el lapso de 3´54´´. La obra consistió en la presentación de la grabación de estas llamadas.

Hoy tecnologías como los teléfonos celulares y los mensajes SMS han dado lugar a trabajos ligados a la poesía, la narrativa por entregas o las narrativas en tiempo real.


Comments are closed.