Emmett Williams: del Ultimate Poem al IBM Poem (pasando por la Sinfonía alfabética)

Las experiencias combinatorias fueron practicadas desde diferentes estéticas por los poetas. Emmett Williams, por ejemplo, poeta al que se relacionaría luego con Fluxus, practicaba en la década del 50 combinatorias como la de The Ultimate Poem, realizado igualmente en base a instrucciones:

1-Elegir 26 palabras al azar.

2-Sustituirlas por las 26 letras del alfabeto.

3-Elegir otra palabra o frase para que se constituya como título del poema.

4-Sustituir las letras de esta palabra o frase por las correspondientes palabras del alfabeto de palabras.

Esta sustitución nos dará por resultado la primera línea del poema.

5-Repetir el paso 4 con la primera línea del poema.

6-Repetir con la segunda línea, etcétera.

Cabe señalar que este poema combinatorio tenía también una versión `performática en la que las palabras eran sustituidas no por letras sino por objetos. Para Williams, esta performance a la que denominó Sinfonía alfabética se constituía como el mismo poema que se salía de la página.

Cuando a finales de los 60 Williams empieza a experimentar con los medios digitales se le ocurre resucitar su vieja idea. En los nuevos medios ve una posibilidad concreta de trabajar operaciones de azar que podrían ser llevadas a cabo en forma relativamente simple por cualquier individuo que tuviese acceso a un ordenador. Como resultado de sus experimentos obtiene el IBM Poem. Este provee una estructura básica a partir de la cual cualquiera puede “generar” un poema. En la versión digital de The Ultimate Poem, el alfabeto de palabras que sustituirían a las letras de nuestro alfabeto fue determinado por la aleatoriedad generada por un programa de computación. El resultado de su primer IBM Poem fue:

A = money, B = up, C = idiots, D = sex, E = like, F = quivering, G = evil, H = old, I = red, J = zulus, K = ticklish, L = kool, M = going, N = black, O = jesus, P = hotdogs, Q = coming, R = perilous, S = action, T = virgins, U = yes, V = easy, W = fear, X = death, Y = naked, Z = white.

El título del poema, IBM Poem, da lugar a la primera sustitución, es decir I=red, B=up, M=going, o sea que nuestra primera línea del poema será Red up going. A su vez, cada una de estas letras dará lugar a las sustituciones subsiguientes.

Tape Mark 1

En este sentido, suele considerarse un segundo hito los trabajos del italiano Nanni Balestrini, quien produjo en Milán, en 1961, su obra Tape Mark 1 con la ayuda de una computadora IBM 7070. Tape Mark 1 se basaba en unidades de sentido tomadas de tres diferentes textos (el Diario de Hiroshima, de Michihito Hachiya, el Tao te king, de Lao Tsé y El misterio del ascensor, de Paul Goodwin) que se recombinaban entre sí según determinadas reglas métricas.

Los poemas estocásticos de Theo Lutz

Hacia finales de la década de 1950,  Theo Lutz, un estudiante de filosofía, matemáticas e informática en la Escuela Politécnica de Stuttgart tuvo una serie de conversaciones con Max Bense quien, a pesar de no haber trabajado jamás con computadoras, le propuso experimentar tomando un vocabulario compuesto de diferentes palabras (para el caso, las primeras cien palabras de El castillo de Kafka) y de programar con ellas frases cortas compuestas, por ejemplo, de sujeto, verbo y objeto. Las frases se construirían a partir de conectores lógicos como el de la negación, la coordinación, etcétera. A partir de estos experimentos, y dando cuenta de los mismos, el propio Lutz publica a fines del ’59 un artículo en Augenblick, la revista editada por Max Bense, titulado Textos estocásticos. Estos textos estocásticos son considerados hoy los primeros representantes de una fértil unión entre poesía e informática que se iría desarrollando en los años subsiguientes.