Libros sobre el futuro

I Ching, hacia 1200 aC.

Existen otros libros que, en cambio, dan cuenta del futuro: los libros oraculares. El I ChingLibro de las Mutaciones, por ejemplo, es un antiguo sistema oracular chino, que se compone de 64 hexagramas o combinaciones binarias de seis líneas (continuas o discontinuas) cada uno. Mediante la manipulación de monedas o varas de milenrama, el lector va formando, en forma aleatoria, diferentes hexagramas que le señalarán determinados capítulos del libro relacionados directamente, a partir de la teoría de las correspondencias, con una particular situación de su contexto existencial.

Por su parte, es sabido que Napoleón Bonaparte basaba muchas de sus decisiones militares en un libro de oráculos egipcio, El Libro del Destino, consistente en un rollo de papiro que había sido encontrado en una de las tumbas del Valle de los Reyes. Puede que muchos de los hechos de que hoy dan cuenta los libros de historia no hubieran sucedido de no ser por la lectura de este texto.