Mimeografías, fotocopias y estroboscopios tibetanos

Durante los años 60 y 70, debido al clima de activismo social y político, proliferaron toda clase de formas económicas de reproducir textos (mimeógrafos, xerografías) y el libro se convirtió en una forma de arte en sí mismo. En aquel momento, experimentar con el libro se presentaba como una transición natural para muchos, vinieran de la literatura, las artes visuales, el teatro, etc. y pertenecieran a corrientes como el conceptualismo, el minimalismo, fluxus. Así mismo, el bajo coste del dispositivo permitió que muchos escritores accedieran a ver sus obras impresas, aunque más no fuera por estos medios.

La obra Tibetan Stroboscope (El Estroboscopio Tibetano) fue creada en 1968 por el poeta norteamericano d.a.Levy. Está compuesta a partir de una publicación periódica independiente tamaño tabloide (el Buddhist Third Class Junkmail Oracle, es decir, “El oráculo budista de tercera clase distribuido junto al correo descartable”) intervenida y convertida en un verdadero libro de arte. Su autor, acostumbrado al trabajo con mimeógrafo, respondía a la característica estética contractual militante de los años 60, en las que las publicaciones independientes eran corrientes y se oponían a los medios gráficos institucionales, a su criterio portavoces de un “estado censor y policíaco”. Para este autor, la técnica del collage era esencial. Se ocupaba de alterar el texto a partir de elementos extraídos de otras publicaciones, sunvirtiéndolo o convirtiéndolo en ilegible. Su particular estética psicodélica convirtió a d.a. Levy en un icono de la poesía alternativa de los años 60.


Comments are closed.