Rayuela

En el juego de la rayuela, los casilleros están numerados y constituyen un tránsito desde la Tierra hasta el Cielo. El jugador salta de un casillero a otro intentando alcanzar su meta. Para poder lograrlo, arroja una pequeña piedra que determinará, al caer, sus movimientos. El libro de Julio Cortázar, Rayuela, está dividido en tres partes: “Del lado de allá”, “Del lado de acá”, “De otros lados”. Al comienzo del libro, el autor nos presenta las instrucciones de lectura del texto, “Instrucciones para leer Rayuela”. Allí, hace referencia a un “tablero de dirección” que enumera los diferentes capítulos siguiendo otro orden posible diferente al sucesivo. Los personajes saltan de un capítulo al otro de la misma manera que lo hará el lector a medida que se interna en la lectura del texto.