No debo realizar más arte aburrido

En 1971 John Baldessari se dedicó a escribir una y otra vez esta frase, remitiendo irónicamente a un castigo escolar y a una enseñanza que debe ser aprendida a toda costa. Además de su ironía, la obra se presenta como un statement . También como una instrucción  y como una paradoja. Así, aborda al lenguaje en una serie compleja de niveles, de juegos y de dobles sentidos.

Statements

Lawrence Weiner, quien antes de dedicarse por complete a las artes visuales era poeta, presentó en 1968 su libro Statements, que hoy es considerado uno de los primeros libros conceptuales. En el mismo se reproducen una serie frases conteniendo breves descripciones de las obras de arte visual propuestas por el artista. Weiner tomaba al lenguaje como su material de trabajo y su obra consistía en estas frases de manera independiente de si las obras se llevaban o no a cabo. Desde entonces, a pesar de haber utilizado otros medios, gran parte de su obra ha consistido en el ploteado de este tipo de frases  en las paredes de los sitios en los que ha expuesto.

Proyecto para un texto

En la película La Pluie (Projet pour un texte), realizada por Broodthaers en 1969, se muestra al autor tratando de escribir con tinta sobre una hoja de papel en blanco. La lluvia cae continuamente sobre el escritor. Se trata de la puesta en acto de una escritura imposible ya que la lluvia diluye constantemente la tinta que se expande sobre la superficie blanca del papel.

Poesías en blanco y negro

Marcel Broodthaers trabaja cuestionando el estatuto de los signos y problematizando las relaciones entre palabras e imágenes, teniendo como antecedente directo la obra de René Magritte. En 1969, trabajó sobre el libro de Mallarmé Un coup de dés jamais n’abolira le hazard, reemplazando el texto del poema con bandas negras. En esta suerte de intervención, remitía tanto al trabajo de deconstrucción de lo leído-mirado, fundamental para Mallarmé, a su énfasis en la estructura de la puesta en página y a su noción del espacio en blanco como silencio.

Una pila de lenguaje

La obra A heap of language (Una pila de lenguaje) (1966), de Robert Smithson, presenta una serie de conceptos tales como lenguaje, fraseología, discurso, lengua, etc. escritos a mano sobre papel de milimetrado, apilados uno sobre otro y formando una verdadera “pila de lenguaje”. Con su obra, Smithson evidencia la tensión que se genera entre la materialidad de los significantes y el uso de la dimensión conceptual en el arte contemporáneo.

Yoko Ono y las pinturas para realizar

Una de las primeras artistas visuales que comenzó a producir obras específicamente lingüísticas fue Yoko Ono. Su libro Pomelo (1964) es considerado como una de las primeras obras de una artista visual llevadas a cabo en terreno exclusivamente de las palabras. He aquí dos ejemplos:

Pieza para martillar un clavo (1962): Martillar un clavo en el centro de un trozo de vidrio. Enviar cada fragmento a una dirección arbitraria.

Pieza para ver los cielos (1961): Taladrar dos agujeros en un lienzo. Colgarlo donde pueda verse el cielo. Cambiarlo de lugar. Probar las ventanas del frente y las de atrás para ver si los cielos son diferentes.

Word Pieces: el rol de las partituras en el conceptualismo

Para el arte conceptual, el concepto es el aspecto más importante de la obra, al punto de que incluso en ocasiones ni siquiera es necesario llevar a cabo la misma. Los artistas y escritores conceptuales adoptaron muchas veces la estrategia de convertir su obra no en una instancia acabada, no en un  proceso sino, directamente, en un set de instrucciones para llegar a realizarla. Esta noción, que en el terreno de la música es tradicionalmente utilizada a partir de la “partitura”, es adoptada ampliamente por el conceptualismo. Muchos de los artistas ligados al grupo Fluxus comenzaron a escribir Word pieces, entre ellos George Brecht, La Monte Young, Henry Flynt, Dick Higgins, Yoko Ono o Ben Vautier. Las mismas consistían en frases con propuestas de acciones. Las instrucciones (event-scores) de Fluxus eran consideradas obras por sí mismas, independientemente de si eran llevadas o no a cabo. Las acciones propuestas buscaban centrar la atención sobre hechos banales de la vida cotidiana, de la misma manera en que Duchamp pretendía detener la atención en un bjeto cotidiano mediante sus ready-mades.

El arte después de la filosofía

En su ensayo Art After Philosophy, de 1969, Kosuth sostenía que el arte entendido en su forma tradicional había muerto y proponía una investigación radical de lo que realmente significaba el arte para la sociedad. Entre las muchas obras de Kosuth planteadas a partir del lenguaje, encontramos su serie The First investigations, iniciada en 1966, consistente en una serie de reproducciones fotostáticas de definiciones de diccionario de palabras tales como arte, idea, significado, realidad, cosa, nada, color, conceptos subjetivos más allá de toda posible comprobación empírica. Cuestionando la naturaleza de estas nociones, enfatiza la cualidad no verificable y autorreferente de las mismas. Al convertir a estas definiciones en objeto de exposición, pretendía demostrar que “lo artístico” de la obra no radicaba en el objeto en sí sino en el concepto de la misma.

Cinco palabras en neón azul

El artista Robert Kosuth pretende hacer explícita esta naturaleza tautológica del arte y, para ello, emplea al propio lenguaje como medio de exploración del contexto social y cultural desde el cual una obra es concebida. Su obra Five words in blue neon, presenta estas cinco palabras realizadas en neón rojo. Kosuth retoma los experimentos lingüísticos de Gertrude Stein. Recordemos el poema tautológico de la escritora, consistente en esta sola línea: “five words in a line”.

Arte y lenguaje

Fundado en Inglaterra en 1968, el grupo Art & language realizando una serie de cuestionamientos acerca de la relación entre arte y lenguaje. Este grupo de artistas ha trabajado recurrentemente con cartografías. En su serie sobre Empty Pieces (Piezas Vacías) Terry Atkinson y Michael Baldwin presentan el Map of itself (Mapa de sí mismo), una cartografía cuya función es describirse a sí misma. La obra, basada en la idea de tautología, se constituye como un sistema cerrado donde tanto el título como el mismo mapa tienen por finalidad el construir la propia autodefinición. En Map of the Sahara Desert after Lewis Carroll (Mapa del desierto del Sahara después de Lewis Carroll) (1967) o en Map of a thirty-six square mile surface area of the Pacific Ocean west of Oahu (Mapa de la superficie del área de las treinta y seis millas cuadradas del Océano Pacífico al oeste de Oahu) (1967), estos mismos artistas remiten igualmente a la obra The hunt of the Snark (La caza del Snark) en donde se hace referencia a un mapa del océano que carece absolutamente de coordenadas y al poema Sylvia and Bruno, en donde se citan mapas tan absolutamente omnicomprensivos que, desplegados, tapaban todo el territorio que pretendían cartografíar. Así, los modelos de mapas en Carroll se constituyen como cartografías ambiguas que a la vez contienen todo y no contienen nada. Analizando este tipo de códigos de representación (lingüísticos, geográficos, etc.) Art & language pone en evidencia la contingencia de nuestros mecanismos de percepción, de nuestras formas de catalogar y entender lo que generalmente entendemos por realidad. La objetividad de la realidad, la trascendencia de nuestros esquemas lógicos no son más que ilusiones ideológicas.